Agrumap

Agrupación de maestros pintores de Gipuzkoa

el color

La pintura juega con los colores como elemento fundamental

Una superficie pintada, además de contar con un revestimiento de características específicas según su composición, es siempre una superficie coloreada. De ahí que el color sea un aspecto a tener muy en cuenta en el ejercicio de la profesión. Aunque los gustos y los deseos de los clientes son los que deciden en última instancia, un pintor que haya profundizado en el conocimiento de los diferentes aspectos del color siempre podrá aportar un valor añadido en su trabajo.

El color es una sensación cerebral

La percepción del color se produce a través de los ojos, pero la sensación que recibe cada persona se forma en su cerebro por una combinación del objeto o superficie coloreados y la luz que lo ilumina. Se trata, por tanto, de una sensación subjetiva, que puede variar de espectador a espectador. Para estudiar el color y sus combinaciones la terminología más usual distingue, basándose en las reacciones de la retina, entre cuatro colores primarios cromáticos puros (rojo, verde, amarillo y azul) más dos acromáticos (blanco y negro), y otros secundarios, que se forman combinando los primarios, además de la escala de grises obtenibles por mezcla del blanco y el negro.

En pintura, el color suele definirse a través de las cartas de colores

Para definir un color determinado, aparte de las cartas o muestrarios que cada fabricante distribuye para indicar las gamas disponibles en cada uno de sus productos, existen sistemas de codificación no ligados a productos o fabricantes concretos, que proporcionan entre 1.300 y 1.450 códigos de color diferentes. La norma española UNE 48103 es la más adaptada a pinturas de construcción, y se basa en la sueca NCS (Natural Color System). Hay otros sistemas menos utilizados, o pensados para usos no constructivos, como el Pantone (para tintas de imprenta), el RAL, el Munsell, etc.

El color influye sobre las personas

Cada color produce una impresión con implicaciones psicológicas en el espectador y, por ello, es importante tener en cuenta en su elección la luz que recibe la superficie a pintar, el efecto que se desea lograr, los posibles contrastes o complementos con objetos o superficies adyacentes, etc. Hay un cierto consenso en considerar “cálidos” a los colores relacionados con el rojo y el amarillo y “fríos” a los relacionados con el azul y el verde, en aceptar que los colores claros en lugares cerrados producen sensación de amplitud y los oscuros de cierta estrechez, en que la elección y la ubicación de cada color puede dar lugar a diferentes efectos de percepción del espacio, etc. etc.

En la biblioteca de la Agrupación existen textos en los que puede ampliarse la información sobre el color.

asociados

asóciate!

zona socio

Agrumap pone a su disposición una zona de socios.

Si ha olvidado su contra-seña puede solicitarla aquí.

agenda

No hay noticias recientes.

noticias

Plaza de Mº Dolores Goya, 11 bajo - 20015 DONOSTIA · Telf.: 943 322 738 - Fax: 943 426 236 - info@agrumap.org